domingo, octubre 08, 2006

Contra Goebbels: sueña, sueña, que algo quedará.

13 comentarios:

Yessi dijo...

Sin duda eso es lo que nunca debemos dejar de hacer SOÑAR, que muchas cosas quean.

Un abrazo.

Glauca dijo...

Yo diría: Miente, miente y se hará verdad...

Me gustaron tus dos espacios....son diferentes!

Saludos.

Juan Carlos Morgado dijo...

Los sueños nos traen la realidad a nuestras manos.

saludos

MORGANA dijo...

Muchos besos.

Anónimo dijo...

Nada como un buen sueño. En todos los sentidos.

eggy dijo...

Buena vuelta de tuerca la que le diste a esa frase; entre mentir y soñar, sin dudas me quedo con el segundo verbo.
¿Habrá una dosis de mentira en los sueños?; me fui por las ramas, me lo voy a pensar por ahí.
Salud!!

Patricia 333 dijo...

De los sieños nos queda mucho y mas si se realizan :)

Xime dijo...

Me gustó esa contraparte.

Me acordé de un escritor al que entrevisté hace poco (Germán Marín), y me dijo que "cuando uno se duerme, siempre termina soñando".

Un salud por las fantasías. Abrazos de la cronopio vecina.

fgiucich dijo...

El genio maldito de la propaganda. Abrazos.

Anónimo dijo...

pobre Gebbels... tipo inteligente, lastima q no para lo que debió serlo... pero bueno... muy buen aforismo, bien pensado!!!

Máximo Ballester dijo...

Muchas gracias a todos por pasar por aca y dejar valiosos comentarios.

Si a veces no les dejo agradecimiento disculpen pero sepan que estoy siempre leyendo lo que que me escriben.

Abrazos a todos.

Abril Lech dijo...

Gracias Max!!!
Por cambiar esa cita odiosa...
Porque cada vez que alguien me citó a Goebbels lo hizo para referrse a otros cuando en verdad el que citaba era el mentiroso...
Cosas veredes Sancho...

cuakerboy dijo...

ay! pero lo que queda es mentira! y nada pero nada pero nada que no sea verdadero prevalece...

ah, y tu cambio contragobeliano es la mejor apuesta a la que me han invitado, a pesar de que alguna vez dije:

El camino más difícil
es el que nos devuelve
de los sueños
al gulag de lo cotidiano.

Ahora ya no me importa recorrer ese camino cuantas veces sea. Muchas gracias