viernes, septiembre 21, 2007

Una moneda tiene dos caras: la del que la da y la del que la recibe. Lo demás es puro canto.

8 comentarios:

Bohemia dijo...

y cada cual carga con su cruz...

Muy aguda observación la tuya, besos

Bohemia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
fgiucich dijo...

Puro canto y, a veces, puro cuento. Abrazos.

Diana L. Caffaratti dijo...

:-)
Siempre me provocas una gran reflexión emparejada con la sonrisa.
¡Cómo estás?
Saludos

Darkhorse1974 dijo...

jajaja, muy bueno.
Un abrazo

Abril Lech dijo...

Una genialidad más y van...
Además en un todo de acuerdo...

Dulcis-e dijo...

Y la moneda siempre será diferente. Pues nunca unos ojos miran igual.

:) besitos dulces

Máximo Ballester dijo...

Bohemia: Jaja! Sí. Y algunos con una cara... Gracias.


fgiucich: y se me ocurre otra: billetes, billetes, lo demás son firuletes. Gracias.


Diana L. Caffaratti: Estoy bien Diana. Pronto te visito. Gracias.


Darkhorse1974: Me alegro! Gracias.


Abril Lech: Gracias por tus elogios siempre!!!

Dulcis-e: Bienvenida y gracias. Te visitaté.