domingo, agosto 24, 2008

Usted sale de un cuarto y se dirige a otro. En el nuevo cuarto, escribe acerca de su permanencia en el antiguo cuarto. Pero ha dado usted con un lector distraído y disperso y, mientras pienso en lo que hacía usted en aquel cuarto, estoy por pagar en la cola de la caja del supermercado. Esto no tiene nada de extraordinario, excepto que la cajera –que parece estar escrita por usted- ahora le cobra a otra persona en la caja de al lado.

13 comentarios:

Graciela dijo...

Máximo, bienvenido! de vuelta a casa!!!gracias por tu visita y te dejo un beso con solcito dominguero!!

Diana L. Caffaratti dijo...

Puede considerarse una clara alusión a Borges, en el aniversario de su nacimiento.
Saludos, anigo.

caramelo dijo...

me encanta, si, me encanta esa concatenación de situaciones y personajes en tan pocas palabras.

Gracias por tu visita,

the drop dijo...

Gracias por el comentario!!! En efecto la vida es bella cuando uno se deja de categorismos jaja!!

La cajera podria ser cualquiera, los cuartos van cambiando de papel tapiz, de adornos, de contenido, pero lo mas importante es... Que es lo que de verdad estas comprando?? Todo lo demas son atracciones de feria!!

Un abrazo muy grande!!

Jorge Zanguitu Fernández dijo...

Gracias a vos Máximo por prestarme tus versos para mi foto de los broches, aprovecho para decirte que me gustaron mucho tius blogs, un abrazo

Amada Inmortal dijo...

bien diria yo que es la cotidianidad de la mente humana que juega con el cinismo de la perversión espacio temperal... pero claro, eso es agua de otro cantar, por lo pronto yo soy tan sólo una visión del tiempo... un sueño que viene y va... vos? besos maximo siempre es lo maximo leerte :D

Natalia Zacarías dijo...

Que alegria me da leerte de nuevo por acá después de tanto tiempo :)
saluditos

aminuscula dijo...

Escribes como los grandes. No tengo más que decir.

Abril Lech dijo...

La cajera era yo. Sólo que no alcanzaste a darte cuenta. La manía que tenés de contar baldosas...

jose fá dijo...

esto es la vida y a veces la literatura intenta aprehenderla

y besos

Abril Lech dijo...

Yo salgo de un cuarto y voy al otro. Seguro que llevo ropa sucia y aunque mi intención es ir juntando la dejo olvidada en el lugar alq ue fui por recoger un papelito. Ahora junto basura para el tacho. Hasta la próxima habitación.

Es mi caótica forma de ordenar la casa :-)

Máximo Ballester dijo...

Graciela: Gracias por pasar y por el besito y por la bienvenida. Un beso de jueves al anochecer.

Diana: Qué bueno que estés aquí. La verdad no pensé en Borges pero es muy acertado lo que decís. Un abrazo y gracias.

caramelo: Me encanta que te encante. Sí, me siento mejor diciendo en pocas palabras. Gracias.

the drop: Y ya me olvidé lo que estaba comprando. Espero haberlo pagado al menos. Un abrazo y gracias.

Jorge Zanguitu Fernández: Gracias, Jorge. Qué hermosa profesión tenés, te felicito. Un abrazo.

amada inmortal: Qué lío que me hice con lo primero que me escribiste. No sé si logré entenderlo del todo. Gracias!!! Un abrazo.

Máximo Ballester dijo...

Natalia Zacarías: Gracias, Natalia, por volver a pasar y por esa alegría. Pronto te visito. Un abrazo.

aminuscula: Dijiste demasiado. Una hermosa exageración. Gracias!!! Un beso.

Abril Lech: Ah, era usted la de la caja, con razón...

jose fá: Así es querida Josefa, y en eso andamos. Gracias y un beso.

Abril: O sea que cuando no está en la caja de un supermercado anda ordenando la casa. Qué manías.