miércoles, noviembre 26, 2008

Uno con fecha de vencimiento. Una variante de La metamorfosis, de Kafka.

La cucaracha se durmió esa noche pensando que por la mañana de vería transformada en Gregor Samsa. Pero eso no ocurrió. En cambio la despertó una mujer, que la sacudía llamándola George y rogándole que despertara. La cucaracha se levantó de un salto, buscó el primer espejo y, al mirarse en él, descubrió que ahora era el presidente de los Estados Unidos.

10 comentarios:

aminuscula dijo...

Jajaja, yo preferiría seguir de cucaracha, esta metamorfosis es muy a peor.

Beso

fgiucich dijo...

Se habrá arrepentido? Abrazos.

lichazul...elisa dijo...

GENIAL!!!

vamos a ver en que sigue

muakismuakis

Gabiprog dijo...

Las cucarachas no necesitan guardaespaldas...
Aunque tampoco soportan grupos de presion...

;-)

Eternidad latente dijo...

ja! pobre cucaracha!!!

Un abrazo Max!!

Rosalba dijo...

jajaja, muchas gracias por tu comentario, he estado leyendo tus cosas
también me han gustado mucho. :)


me mantendre cerca para seguir leyendo.


saludos!

Un fulano escribió dijo...

jaja muy bueno, sería más noble ser cucaracha ...

Furtiva dijo...

¡Qué crueldad!

Máximo Ballester dijo...

aminuscula: Mil veces mejor ser la cucaracha, Ja! De acuerdísimo, amiga cronopia. Un beso y gracias.

fgiucich: Y yo creo que sí, ja ja. Gracias.

elisa: Gracias! Que no siga más, que se vaya. Un beso y gracias.

gabiprog: Y no... pero bestias como Bush actuan como verdaderos insecticidas para la humanidad. Gracias.

Máximo Ballester dijo...

eternidad latente: Si, eso, pobre, qué castigo. Un beso y gracias.

Rosalba: bienvenida!Me alegro mucho de que te hayan gustado. Dibujás maravillas. Un abrazo y gracias.

un fulano: Muchísimo más noble, sin duda. Bienvenido. Te visito pronto. Gracias.

furtiva: Qué jugarreta del destino! Muy cruel, sí. Gracias.