miércoles, febrero 25, 2009

Uno para Grina

Este aforismo se lo dedico a Grina o Eternidad Latente  del blog Jeí Tikó puesto que un post suyo me lo inspiró. 

Aquí les dejo el enlace: http://tereredefrontera.blogspot.com/

Una sola cosa gané al quedarme pelado: ya no me peleo más con el peine. El peine y yo ahora somos amigos. Y pensar que todo consistía en no usarlo, y en que él no me tocara más un pelo.

12 comentarios:

Gabiprog dijo...

Una genialidad!
:)

El champu rezuma espuma de pura envidia ante el nuevo equilibrio!

;-)

Natalia Zacarías dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Natalia Zacarías dijo...

Tiene una ventaja eso. Al menos los nervios no te ponen los pelos de punta!

besos

resonANSIAS MAGneticas dijo...

Alguna desventaje tenia esa de ser hombre. jejejje.

ABRAZO. FUERTE. BIENVENIDO!!!! lindo bronceado eeehhhh

CARO DE RESONANSIAS

fgiucich dijo...

Un trabajo menos, amigo. Abrazos.

Darkhorse1974 dijo...

Muy bueno :)

Un abrazo

Amada Inmortal dijo...

sin lugar a dudas, una iluminación constante tus aforismos!!! excelente...

Abril Lech dijo...

:-)
Yo se que "prima facie" esto es algo dificil de creer...
Pero conmigo los hombres recuperan el pelo.
Aclaro que no es tu caso
para evitar malosentendidos y que tus dos mujeres me acuchillen, pero es verdad, ya te contaré! :-)

Besos

Eternidad latente dijo...

¡Pero miren que sorpresa me encuentro por aca!
Creo que en cubolandia van a ponerle tu nombre a una calle o algo asi, despues te cuento bien ;)
Ahora en serio: ¡Gracias por la dedicatoria amigo! Que honor!
Un abrazo

Grina

Carla dijo...

Muy bueno... realmente me gusto!

ade dijo...

- Muy bueno. Pero algo más seguramente ganaste en el trueque. Los hombres pelados son más sensuales. Besos. ADe

RosaMaría dijo...

jajaja... está buenísimo! ¿Si Rodolfo Valentino se hubiera pelado con el peine, hubiera tenido tanto éxito?