sábado, marzo 20, 2010

Abrazarse a un sauce llorón y consolarlo de nuestras tristezas.

12 comentarios:

Pluma dijo...

Impecable.

Furtiva dijo...

Y dormir abrazados a él, por dolerse tanto como nosotros no podemos.

Maravilloso.

fgiucich dijo...

Muy bueno!!! Abrazos.

Bohemia dijo...

que inteligentes tus aforismos...

Carla dijo...

Maravilloso, te llega al corazón.

Lucy in the Sky dijo...

Dicen que ayudando a los demás podemos superar nuestras tristezas. ¡Ya mismo salgo a buscar un sauce!

jose fá dijo...

Abrazar a una hiena y contarle todos nuestros malos chistes (como éste, jeje)

Nerina Thomas dijo...

Brillante lo tuyo amigo, como siempre!!!un cariño

Máximo Ballester dijo...

Pluma: Gracias!

Furtiva: Siii... Gracias!

Fernando: Gracias, amigo! Un abrazo de sauce.

Bohemia: Pura casualidad. Gracias!

Máximo Ballester dijo...

Carla: Gracias, Carla! Besos.

Lucy: ja ja. Bien! Muchas gracias!

Josefa: Ja ja, muy bueno. No sé si se va a dejar abrazar. Beso!

Nerina: Gracias! Un abrazo brillante para vos. Y éxitos.

**VaNe** dijo...

contemplo en silencio...
sublime...

Hidropesio Sinisterra dijo...

Concuerdo con el primero y con el último comentario: impecable y sublime; y aporto, perfecto.

No sé si visitaste mi otro blog, si no, te invito a hacrlo: http://sognonelcielo.blogspot.com