sábado, mayo 15, 2010

Estornudar y advertir que todo asombrosamente permanece en su orden.

5 comentarios:

Gabiprog dijo...

Y la nariz ¿Qué opina?

:)

Máximo Ballester dijo...

Gabiprog: Nada... la nariz, una vez hecho lo que tenía que hacer, se queda tranquila y realizada. Gracias.

Furtiva dijo...

No es cosa fácil esa de estremecer al mundo.

Luna dijo...

Prueba fehaciente de nuestra insignificancia.

Besos

indigo dijo...

Eso sí es un milagro.