lunes, noviembre 01, 2010

De chico imaginaba al purgatorio como una larga mesa repleta de laxantes.

7 comentarios:

Gabiprog dijo...

Ahora viendo o leyendo las noticias sabes que sospechabas la realidad…

;)

fgiucich dijo...

Especialmente la sal inglesa. Abrazo.

Lourdes Natalia Zacarías dijo...

jajajaaaaaaaaa

El Aviador Capotado dijo...

Mala versión del Purgatorio. Conozco a algunas personas que les encantará el sueño de Máximo cuando era un infante, por sus puñeteras tomas de laxantes a prima, tercia, sexta, vísperas y completas.

Salvo que este papa, sí el papá de Roma, haga desaparecer el Purgatorio como hizo con el Limbo, me salvaré, pues los bebedores no necesitamos laxantes.

Por cierto: Mira que quitarnos el puñetero papá de Roma el Limbo, con lo bien que vivía yo en él.

Abrazo

Abril Lech dijo...

No debe existir mas purgatorio que ese, precisamente...

இலை Bohemia இலை dijo...

jejejeje...buenísimo!!!

Máximo Ballester dijo...

Gabiprog: Ja jaaa, sos muy ingenioso, amigo. Un abrazo.

Fernando: Jaaa... Gracias. Un abrazo.

Lourdes: Jaaaa, gracias.

El aviador: Eso, se la tomaron con el limbo, qué arrogancia. Gracias, amigo. Un abrazo.

Abril: Ja, si es así estamos al hornoooo. Gracias.

Bohemia: ¡Gracias! Besos.