domingo, agosto 27, 2006

La muestra más evidente de que la monarquía es conservadora es el diseño invariable del piso en los tableros de ajedrez.

1 comentario:

Dilaca dijo...

Estos aforismos son mejore que los de Narosky.