domingo, agosto 27, 2006

Santa Claus es la versión feliz del hombre de la bolsa.

3 comentarios:

Dilaca dijo...

Felices los niños que reciben de él. Nosotros, somos los Santas de ficción y los gastos corren por nuestra cuenta :)

Máximo Ballester dijo...

Es cierto, Dilaca, el se lleva los aplusos.

CILENCIO NO SE CALLA dijo...

Máximo, tenés algunos aforismos muy profundos, inteligentes, de verdadero humor, que el único es el negro, pero el negro que muerde en la yugular de las incongruencias de la vida, en las hijasdepueteces de los poderosos y de los que están abajo, porque no le dan las neuronas para estar pisando cabezas. lo mejor que tienes, está en la linea de Ambroce Bierce.
nada más... te dejo un abrazo en Cilencio.