viernes, agosto 10, 2007

Lo malo de los aforismos de Narosky es que a muchos se les nota el peluquín.

7 comentarios:

fgiucich dijo...

Además, algo despeinado. Abrazos.

jose fá dijo...

¿"Se puede ser feliz sin talento, pero no sin pasión"? ... esto sòlo lo puede decir alguien que sabe de lo que habla

Milonga Fina dijo...

¡¡¡¡¡¡¡¡¡Cómo disfruté de este blog!!!!!!!!! Me lo tenía escondido, ¿eh?

Mil besos,
MF

Bohemia dijo...

Disculpa mi ignorancia, no conocía a Narosky , he mirado en el google y bajo su peluquín, sin disimulo, lo he encontrado.

Besos

Máximo Ballester dijo...

fgiucich:Jaja!!! Gracias.


jose fá:¿Se puede?¿La pasión es verdaderamente determinante para ser feliz? ¿La pasión de Jesús era la misma que la de Hitler? Gracias.


Milonga Fina: Pero cómo lo dscubriste... lo tenía bien escondidito y apareces tu (No)
vendiendo el último jirón de juventud,(ni tampoco)
cargándome otra vez la cruz. Mil para vos. Gracias.


Bohemia. Jajjaa!!! Qué bueno que lo encontraste. Gracias.

jose fá dijo...

Curioso esto del lenguaje. Quise hablar de lo que se afirma en cuanto al talento, no lo de la pasión.

Milonga Fina dijo...

¿Te ríes, corazón? Dan ganas de balearse en un rincón... (jajaja) Besostes, bonitura.