domingo, septiembre 25, 2011

San Antonio debió ser un hombre muy diminuto a juzgar por el tamaño de sus vaquitas.  

4 comentarios:

Eugenia Cristina dijo...

Como Pulgarcito ¿verdad?

Un cariñoso saludo.

Papel Frágil dijo...

jajaja
es bueno

Máximo Ballester dijo...

Eugenia: Sii. Gracias, un beso.

Papel F: Gracias, me alegro.

Marta Alicia Pereyra Buffaz dijo...

Muy tierno y gracioso.