martes, noviembre 01, 2011


En busca del tiempo perdido (Marcel Proust), Me olvidé de vivir (Julio Iglesias).

7 comentarios:

Alicia María Abatilli dijo...

Hola Máximo.
Me gustan tus aforismos.
Creo que si Dios fuese escritor, escribiría aforismos.
Así que te felicito.
Alicia

Marta Alicia Pereyra Buffaz dijo...

Excelente, Máximo.

Siempre me atraparon los aforismos y quisiera poder captar el secreto de su génesis.

Me vine desde un comentario que me dejaste en uno de mis blogs, pero ya te había visitado antes.

Saluditos.

Abril Lech dijo...

Jajajaja!!! No me parece que fuera e4l caso!!! Lo pasó rebien, tuvo mas de una mujer y se lleno de exitos, discos, dinero e hijos!!! Todo en un clima tropical!!! jajaja.

Gabiprog dijo...

¡¡ Juntar palabras no es poco !!


:-D

El Aviador Capotado dijo...

…y la felicidad sólo la conoce Palito Ortega.

Un abrazo Máximo

Máximo Ballester dijo...

Alicia: Ja, qué bueno es eso que decís de Dios aforista. Gracias. Un abrazo.

Marta: Gracias, es cierto que es muy interesante la gestación del aforismo. Saludos.

Abril: Jaa, bueno, es lo que había dicho él en una canción. Claro, quién le cree, ¿no? Besossss.

Gabiprog: Y es divertido. Gracias, amigo.

Aviador: Ja jaa, gracias, genio amigo, un abrazo grande.

julia del prado morales dijo...

tan puntual y humorista. Gracias, besos Julia

te enlazo a;

http://juliesusfotosyescritos.blogspot.com